1 comment

¿Cuántas calorías se queman practicando surf?

by tuanix

Variables en la quema de calorías sobre la tabla, con el Dr. Donald Vega.

Quemar calorías es uno de los objetivos que muchos se plantean cuando empiezan a ejecutar alguna actividad deportiva, y es que cualquier actividad física mejora y mantiene la condición general, en consecuencia mejora la salud y el bienestar mental de la persona.

Efectuar cualquier tipo de actividad deportiva supone un gasto calórico que debemos de tomar en cuenta, solo la planificación para reponer esa energía ya compromete al deportista a mantener una sana alimentación y una adecuada hidratación durante el período de actividad, con el fin de sacar el mayor provecho del ejercicio y garantizar la buena condición a lo lago del tiempo, sin llevar al cuerpo a desgastes innecesarios.

Es importante tener en cuenta que no consumimos el mismo número de calorías cuando hacemos un deporte determinado que cuando se realiza otro completamente diferente, el consumo de calorías varía mucho de acuerdo con la actividad y dentro de las variables que se involucran se puede incluso mencionar la condición propia de cada persona. Nuestro organismo aprovecha los nutrientes de los alimentos y los convierte en energía. Esta energía acumulada es la que nos permite vivir y además llevar a cabo cualquier actividad deportiva ejecutando diversos movimientos musculares.

Como en todo deporte, el surf demanda un gran esfuerzo físico (lo que naturalmente quema las calorías disponibles), sin embargo hay variables  importantes a considerar cuando se analiza este punto, el Dr. Donald Vega nos ampliará este tema con sus conocimientos en este complejo campo.

El primer punto que se debe a tomar en consideración, de acuerdo con el criterio del Dr. Vega, es el tipo de tabla que se está utilizando, el gasto calórico dependerá en gran medida del tamaño y tipo de tabla, no es lo mismo trabajar sobre una tabla corta (Shortboard) que utilizar una tabla larga (Longboard). Hay además una variable muy importante que tiende a consumir distintas cantidades de nuestra energía, es el tamaño de la ola y -por supuesto-  la distancia a la que se encuentra de la playa.

Un ejemplo que cita el doctor es que si una persona quiere surfear con tabla pequeña y las olas están muy grandes, el gasto energético va a ser menor en comparación con una persona que se encuentre en las mismas olas pero utilizando una tabla grande, ya que para tomar las olas se le va a hacer más sencillo el ingreso a quien usa la tabla pequeña. En el mismo caso, si las olas no son tan grandes el que gastaría menor energía sería el de tabla larga ya que el remado requerido es menor por la distancia que recorre la tabla.

Específicamente en la práctica del surf, este es el momento en el que el deportista gasta mayor cantidad de energía durante sus prácticas: en el momento de tomar la ola.

tuanix_magazine2

Por otro lado, de acuerdo con el criterio del médico, otro dato a considerar es el nivel de desarrollo del surfista, ya que si está entrando y saliendo constantemente para tomar todas las olas en lugar de esperar una buena ola el consumo energético será mucho mayor. La distancia que se debe recorrer desde donde se empieza a remar hasta donde quiebra la ola son datos que también influyen en el consumo de calorías.

Para un surfista que se encuentre entre el nivel normal y el avanzado en promedio puede consumir de 1500 a 2000 Kilocalorías en una hora y media de trabajo fuerte. En contraposición si hablamos de una persona que se encuentra en un nivel inicial, no tiene muy buena condición física y no logra tomar todas las olas, posiblemente su consumo estará entre las 400 y 500 Kilocalorías en hora y media de trabajo.

Un dato que destaca el Dr. Vega en este análisis es la influencia que tiene temperatura del agua en el consumo de energía, si el agua está muy fría el cuerpo comienza a entrar en un proceso llamado termogénesis, que es la generación de calor interno para estabilizar el cuerpo y este proceso por si solo quema una enorme cantidad de energía, en este caso el gasto energético podía subir a 2500 Kilocalorías en hora y media solo por el hecho de que el cuerpo debe empezar a temblar para mantener una temperatura estable.

Para finalizar esta nota, debemos recordar que la actividad física contribuye a disminuir los efectos del envejecimiento y proporciona muchos beneficios desde el punto de vista fisiológico, psicológico y social. Sin importar cuál sea el deporte siempre contribuirá de manera positiva a corto y a largo plazo en nuestra vida.

Redacción: Enrique Hernández

1 Comment

  1. Curioso lo de la gran cantidad de calorías consumidas por el frío. Hago bodyboard y me imagino que no será lo mismo pero esto supongo que podría ser orientativo.

    Responder

Escriba un comentario